cosmética,  Uncategorized

Champú Seco a la Leche de Avena de Klorane

Hola !! Hoy os vengo a hablar de un producto que se está haciendo muy famoso últimamente, el champú en seco, y del que os vengo a hablar hoy es el de la marca Klorane

Se trata, como el título de la entrada dice, del champú en seco a la leche de avena, con el eslogan «Las modas pasan, algunos secretos de belleza los eternos» nos presenta Klorane, su champú. 

Hay tres modelos diferentes:

– Para cabellos castaños y morenos

– El original 

– Al extracto de ortiga para cabellos grasos.

Yo tuve la oportunidad de probar los dos primeros:

Decir que se utiliza en tres sencillos pasos para darle un aire fresco a nuestro cabello entre lavado y lavado (solo nos llevará 2 minutos), o un día que tenemos prisa y no podemos pararnos a lavarlo en condiciones y peinarlo, el champú en seco, nos sacará del apuro. Simplemente tenemos que:

– Pulverizarlo a 30 cm de la raiz del cabello, abriendo rayas y aplicándolo en diferentes secciones de nuestra cabeza.

– Lo cepillamos para eliminar todo el polvo

– Y utilizar el secador para eliminar el excedente 

Luego, a parte del uso más básico que es el que os expliqué arriba, lo podemos utilizar para dar volumen al cabellos, corregir remolinos, crear un moño o coleta, refrescar el flequillo, crear un efecto playero… muchísimos usos.

A mi personalmente me gusta aplicarlo en el cuero cabello, dejarlo actuar unos minutos y masajearlo con las yemas de los dedos, para que me coja volumen la raíz, ya que al estar algo sucio, tiende a pegarse a la cabeza y dar ese efecto de suciedad, y por último cepillarlo y si es necesario trabajarlo un poco con cepillo y secador. 

Decir que lo llevo utilizando un tiempo y me encanta, tanto el de cabellos oscuros como el normal, ya que en mi, al menos no me deja residuos que se vean. Así que encantada con ellos !! Los recomiendo. 

Comentaros también que cada 10 segundo se venden dos champús secos Klorane en el mundo, y eso será por algo !!

Por último comentaros como curiosidad que el primer champú en seco fabricado por Sr. Pierre Fabre fue en el 1971, para cabellos grasos, en el 1995 nace una segunda formulación para todo tipo de cabello, facilitando la vida a las personas de edad, hospitalizadas o con falta al acceso de agua. Desde los años 80 se ha convertido en un gesto de belleza imprescindible, poco a poco utilizándose como un básico para algunos estilistas, con su infinidad de usos.

Espero que os haya gustado, si tenéis alguna duda, preguntarme sin problema

Esta semana sortearé el clásico a través de mi Instagram, así que, si no me seguís animaros a hacerlo, para enteraros del sorteo !! 

Gracias por pasaros y por comentar 

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.